El GPS: una estafa a los músicos y a la Seguridad Social

Van ya ocho años que el INAEM y la famélica Federación Coordinadora del Circuito de Músicas Populares “impulsan” el GPS  conocido como Girando por salas, “un Circuito de Músicas Populares concebido para la promoción de las músicas actuales, facilitar a los artistas emergentes un circuito de conciertos y salas más allá de su propia comunidad autónoma y potenciar a la música en directo” como reza en su sitio web y como han demostrado los años, un peligro más allá de la pura palabrería.

El GPS: una estafa a los músicos y a la Seguridad Social

Quienes dicen que son

Ya sabemos lo que es el INAEM. La federación está constituida, según un breve apunte de la Plataforma i/C, por “las asociaciones profesionales: ACCES, APM, ARC, ARTE, MUSICAT, PROMUSICAE y UFI” Es decir; salas de conciertos, promotores de música, representantes artísticos catalanes y del resto de España, músicos catalanes y productores fonográficos “multinacionales” e “independientes”.

En la misma página del mencionado sitio web, y a continuación, queda bien claro que el GPS está “patrocinado por el Instituto de las Artes Escénicas y de la Música (INAEM) y coordinado por la Federación Coordinadora del Circuito de Músicas Populares”. Que es otra manera de decir que el Ministerio de Cultura pone el dinero y la patronal y los músicos catalanes lo gastan.

Queda claro, por otro lado, que no se trata de una federación y sí de una confederación pues agrupa asociaciones profesionales de diferente naturaleza que actúan en el mismo sector. La despreocupación por las formas, incluso en el origen del mismo nombre que utilizan, descubre junto a la ausencia absoluta de cualquier otra actividad, cual es el auténtico objetivo de la naturaleza de esta federación: maquillar el  gasto público.

El GPS: una estafa a los músicos y a la Seguridad Social

Quienes, también son, pero no lo dicen

Otras organizaciones vinculadas al GPS desde el mismo acto de apareamiento del circuito allá por 2010 en las oficinas de ARTE, fueron las cooperativas MUSICAT y Grupo Mus 21 y la entidad de gestión colectiva AIE que financió un ambicioso plan de implantación de cooperativas de músicos, el PNL, concebido y dirigido por la hoy extinta federación de autores y compositores, músicos y artistas ROAIM.

El GPS: una estafa a los músicos y a la Seguridad Social

La estafa

La estafa del GPS consiste en utilizar dinero público para fomentar que es el trabajador el responsable de la gestión del alta en la Seguridad Social y no el empleador. Sí, claro, la actividad laboral de los músicos está regulada en el Régimen General de Artistas y el músico es un trabajador por cuenta ajena.

La estafa es que los responsables del INAEM, los medios de comunicación, músicos, profesionales y público hagan creer y crean que existe un circuito real de músicas populares mantenido por salas de conciertos, lo cual es radicalmente falso pues lo mantienen los propios músicos y artistas.

Girando por salas, estafa a la Seguridad Social y a los músicos
Girando por salas, estafa a la Seguridad Social y a los músicos

Y la estafa es, también, que anualmente esas salas reciban un regalo en forma de ¿600.000 euros? (en 2010 y 2011 fue de 1.000.000 millón cada año) como premio por realizar una actividad que es una auténtica metástasis para el tejido social y laboral de  los músicos .

La estafa, la más cruel, es aquella en la que el patrón, disfrazado de agente cultural, desmonta cualquier vocación profesional del trabajador, aniquilando sus derechos laborales a cambio de su ilusión.

La Unión de Sindicatos @FrentePop, la esperanza blanca

Surgida al aliento del movimiento 15M e impulsada por el sector de gráficas de la CNT, la Unión de Sindicatos de Músicos, Intérpretes y Compositoras del Estado Español @FrentePop planta cara al GPS. Este sindicato, de espíritu asambleario recorre todo el tejido estructural de la creación y de la industria de contenidos. Y no deja agente sin cabeza, ni problema sin airear.

Es un balón de oxígeno para el artrósico line up system de las salas, los festivales, las editoriales, las discográficas o las entidades de gestión, pero también marcas comerciales, ayuntamientos y, como veremos, hasta para el Ministerio de Cultura.

El pasado 27 de junio @FrentePop aseguraba que las bases de GPS “no cumplen la legalidad”  ya que el promotor tiene que asumir el alta en el Régimen especial de artistas, cosa que no hace.

De hecho, las enrevesadas bases del GPS lo único que asumen es que el promotor no sea otro más que el músico y es ahí donde aparecen las tristemente conocidas cooperativas de trabajo asociado de músicos MUSICAT y GRUPO MUS 21, cuyo empecinado y mortífero funcionamiento ha descargado al empresario, las salas, de cualquier responsabilidad en las altas en la Seguridad Social y, lo que es inadmisible: de mantener ninguna relación laboral con los artistas y músicos.

Eduardo Fernández Palomares GPS7
Eduardo Fernández Palomares, Subdirector General de Música y Danza del INAEM

Los representantes de este sindicato, muy activo en RRSS desde donde increpan sin descanso a propios y extraños, se manifiestan “sorprendidos” al mismo tiempo que establecen en un comunicado publicado el 5 de julio cual es la actitud de los representantes del GPS con Eduardo Fernández Palomares, Subdirector General de Música y Danza – INAEM a la cabeza, incluido: la de desviar balones.

El INAEM debe reflexionar y parar la institucionalización de este cáncer. Ocho años son ya demasiados.

El autor de esta entrada dirigió la Red de Organizaciones de Autores e Intèrpretes de Música (ROAIM) entre 2004 y 2011 y el Plan de Normalización Laboral (PNL). Coordinó la fundación y desarrollo de las cooperativas Grupo Mus 21 y UMCA- Facturas de Músicos. Fue Vocal del Consejo Estatal de las Artes Escénicas y de la Música (2009-2010) y participó en la mesa de creación de la Federación Coordinadora del Circuito de Músicas Populares (2009) y del GPS.

 

 

Anuncios

9 comentarios en “El GPS: una estafa a los músicos y a la Seguridad Social”

  1. Es curioso que el autor de esta entrada, coordino la fundación de algunas cooperativas y participó en la creación de la Federación que coordina el Gps. Es auto-critica o nos estamos volviendo locos.

    Me gusta

    1. Josep Roig, precisamente presidente de la cooperativa L´Associació Professional de Músics de Catalunya MUSICAT, lo que digo es todo lo contrario a “curioso”. Sería tremendamente, eso, “curioso” y muy atrevido por mi parte, que hablara de cosas de las que no tuviese ni idea, por ejemplo por no haber estado en el sitio adecuado y en el momento preciso, el cual es su caso. Pregúntele a su jefe Antoni Más, el otro presidente emério de la cooperativa, que él si que estaba.

      Además, permítame decirle, que si bien digo que participé “en la mesa” de creación de la Federación Coordinadora del Circuito de Músicas Populares (2009) y del GPS, no estuve en la misma todo el tiempo pues la federación que representaba, ROAIM, fue expulsada simplemente porque no estaba de acuerdo con lo que terminaría siendo el GPS. Pregúntele a su jefe también.

      Como ve no es “autocrítica”; el que firma esta entrada y la organización que le tocó representar 8 años atrás (hoy eliminada gracias al fuego cruzado de la unión bastarda de la patronal y grupos de músicos rendidos a esta -hoy estamos viendo los nefastos resultados) fue, y sigue siendo, “crítico”.

      Por último, si volverse loco Señor, es seguir viviendo y trabajando intentando cambiar, de verdad (no de mentira) las cosas… !Pues bendita locura!

      Me gusta

  2. ¿Sabes cuántos músicos existen y ejercen su profesión en este país, ·”pequeño saltamontes”? Me encantaría conocer a cuántos de ellos representáis porque los 15 músicos a los que he preguntado desconocen vuestro credo, vuestra existencia y vuestra encomiable defensa de sus intereses , que casualmente deben de ser los vuestros porque los músicos de este país ni se han enterado… eL ALTRUISMO y la lucha se orienta hacia alguien pero si no hay nadie…¿a qué intereses respondéis…?
    Si queréis velar por los músicos en vez de quejaros de GPS dirigid el punto de mira hacia el gobierno (del signo que sea) y luchad por una Ley de la Música que nos regule el sector a todos los que vivimos de ella. Entonces podréis contar conmigo y me afiliaré a vuestro sindicato.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s